Adopae y DGCine realizan conversatorio sobre el impacto de la Ley de Cine

16

La Academia Dominicana de Periodistas de Arte y Espectáculos (Adopae), en colaboración con la Dirección General de Cine, celebró este sábado un conversatorio en el que expertos analizaron el impacto de la Ley de Cine en la industria creativa de la República Dominicana.

El encuentro, denominado “Florecimiento de la Industria Audiovisual en RD: explorando el impacto de la Ley de Cine en la República Dominicana”, tuvo lugar en la Cinemateca Nacional y contó con la participación de la abogada Marianna Vargas Gurilieva, titular de la Dirección General de Cine, así como del cineasta Archie López y la reconocida productora y creativa Desirée Reyes.

Asimismo, estuvieron presentes como panelistas el productor de cine y experto en gestión financiera cinematográfica Gilberto Morillo, la abogada y periodista Laura Castellanos, y la directora general de Operaciones de Caribbean Cinemas, Zumaya Cordero. El periodista Alfonso Quiñones coordinó el conversatorio, que contó con una masiva asistencia.

El periodista Severo Rivera, presidente de ADOPAE, al dar la bienvenida al público y a los panelistas, destacó que, desde la aprobación de la legislación de cine en 2010, la industria cinematográfica dominicana se ha dinamizado, logrando un impacto positivo en su sector, así como en la economía. “Este encuentro procura llevar orientación a los miembros de Adopae como a nuestros invitados, sobre cómo marcha la industria cinematográfica”, explicó Rivera

Rivera destacó la colaboración de la Dirección General de Cine, la Cinemateca Dominicana y la empresa Estrategia, SRL, en la persona de su presidente, Herminio Alberti, por posibilitar este encuentro.

 

Crecimiento de la industria

Marianna Vargas Gurilieva, directora de la DGCINE, abrió el conversatorio con una exposición en la que resumió el crecimiento y aporte de la industria cinematográfica a la economía nacional.

Al comenzar su intervención, habló de los logros a partir de la aplicación de la legislación de cine. «Las actividades relacionadas con la filmación y exhibición generan un alto dinamismo económico indirecto e inducido en República Dominicana.

El aporte a la economía ha crecido significativamente, luego del COVID-19, llegando a movilizar más de RD$25,000 millones entre 2022 y 2023», reseñó Marianna Vargas Gurilieva.

Dijo que a través de la Ley de Cine, los productores reciben incentivos que incluyen un crédito fiscal transferible, así como exención de impuestos en gastos admitidos, internamiento temporal de equipos y locaciones.

Expuso que, hasta ahora, gracias a la legislación de cine, se han creado cinco estudios, un tanque de agua de 65,000 pies cuadrados, así como el aporte de más de 26,000 empleos directos e indirectos creados por 350 empresas especializadas y proveedores de servicios.