Datos y curiosidades sobre las palomitas de maíz

Este 19 de enero se celebra el Día de las Palomitas de Maíz ; las palomitas llegaron al cine gracias a Julia Braden en 1931

31

Un elemento clave a la hora de ver una película, ya sea en casa, pero sobre todo en el cine, son las palomitas de maíz, y aunque he de reconocer que no soy muy fan de este alimento, de vez en cuando se me antojan unas buenas palomitas.

Soy más de las palomitas de microondas con ese sabor tan puntal a mantequilla, aunque claro, en muchas ocasiones las hacían en un calderito en casa y también quedaban muy buenas.

Tratar de que no se quemaran fue un reto, porque es que entre tratar de que todo el maíz explorara pues siempre en el fondo se quemaban algunas, aun así, se disfrutaba, el tema con las palomitas es que no solo las comemos en el cine, son excelentes para los cumpleaños de los niños, que los mantienen bastante entretenidos, también para las ferias o juegos mecánicos.

Les cuento todo esto porque hoy ,19 de enero, se celebra el Dia de las palomitas de maíz y vamos a compartir algunos datos y curiosidades de este alimento tan adorado por muchos.

Iniciamos con que el nombre científico del maíz palomero es Zea Mays Everta. Los nativos americanos dejaban granos en una vasija sobre el fuego para que explotasen, pero fue hasta 1885 que el estadounidense Charles Cretors creó la primera máquina de hacer palomitas.

Para 1893, se presentó la máquina portátil para hacer palomitas en la Exposición Universal de Chicago y con esto las palomitas comenzaron su ascenso popular, pero no fue hasta 1931 cuando las palomitas llegaron al cine gracias a Julia Braden, quien convenció al dueño del Linwood Theatre de instalar un puesto de palomitas de maíz en el vestíbulo del teatro.

Las palomitas de microondas fueron inventadas por Perry Spencer, en 1945. Se pueden hacer palomitas de maíz con algunas variedades de quinoa, arroz y amaranto. El proceso de cocción que hace explotar los granos de maíz y convertirlos en palomitas se denomina nixtamalización.

Las palomitas de maíz son saludables

En un estudio publicado en la revista de la Asociación Dietética Americana (JADA), los expertos concluyen que el consumo de palomitas de maíz está relacionado con una mayor ingesta de fibra dietética. En concreto, un 22% más, en comparación con las personas que no las consumen.

Las palomitas son además una buena fuente de polifenoles, compuestos vegetales con propiedades protectoras y antioxidantes que se han relacionado con una mejor circulación sanguínea y salud digestiva y que ayudan a neutralizar los radicales libres, que dañan las células y contribuyen al envejecimiento rápido.

Las palomitas, además, son un aperitivo bajo en calorías: 100 gramos de palomitas aportan una moderada cantidad de calorías, en torno a 370 Kcal/100 gramos, sin ningún añadido; lo que nos lleva a considerarlas un aperitivo saludable pero enérgico
Al ser ricas en fibra, sacian más. Un estudio publicado en Nutrition Journal demostró que las palomitas de maíz sacian más que las patatas fritas, posiblemente porque su forma irregular y su gran volumen incorporan más aire.

Claro tienen que tener cuidado con la cantidad de sal y mantequilla que utilizas.

Nombre de las palomitas por países

Argentina: pochoclo.
Brasil y Bolivia: pipoca.
Chile: cabritas.
Colombia: crispetas.
Ecuador: canguil.
España: palomitas de maíz.
Estados Unidos: pop corn.
Guatemala: poporopo.
México: palomitas.
Paraguay: pororó.
Perú: canchita.
Puerto Rico: rosetas de maíz.
República Dominicana: cocaleca o rositas de maíz.
Uruguay: pop.
Venezuela: cotufas.

Existe una gran variedad de sabores a escoger: caramelo, mantequilla, barbacoa, queso, curry, chocolate ¡todas son deliciosas! ¿Tu como las prefieres?

 

#DíadeLasPalomitas #PalomitasdeMaiz #PopcornDay #NationalPopcornDay

 

¡Hola! Soy Yulissa Álvarez y hace un tiempito inicié con este proyecto llamado Cinecultura. Soy periodista de formación con seis años de experiencia en periodismo de datos y de salud, pero con un especial interés en el cine, estuve tentada a cambiar de carrera en la universidad, pero me di cuenta de que podría combinar ambas pasiones; el cine y el periodismo, por lo que he realizado varios cursos y talleres en realización cinematográfica y apreciación de cine. Me encanta hablar de películas y series en sentido general, lo disfruto y lo vivo; por mi afición de adolescencia (la lectura) tengo debilidad con las adaptaciones y las películas basadas en hechos reales, también me gusta la música y el teatro. Disfruto de un buen café matutino, me gustan los festivales culturales, al igual que los de comida. ¡Espero que disfruten de nuestro contenido!