La Menina dominicana brilla en «Meninas Madrid Gallery»

La tercera Menina dominicana, creada por el artista Angurria, refleja la riqueza cultural del país caribeño

68

La capital española se viste de colores y cultura dominicana con la presentación de la tercera menina dominicana en la «Meninas Madrid Gallery», la exposición urbana más grande del mundo.

Este evento, fruto de la colaboración entre CEPM y Evergo del grupo InterEnergy y la Embajada de la República Dominicana en España, busca ser un escaparate de la rica cultura dominicana ante los ojos del mundo.

La menina titulada “Monumentos de Dominicana” es una obra del reconocido artista dominicano Angurria. Con su distintiva paleta de colores vibrantes, el artista ha logrado capturar la esencia de los monumentos más emblemáticos de la República Dominicana en una sola figura.

Angurria describe su obra como una explosión de colores que “hablan a viva voz” y que “se tatúan en el alma”, reflejando así la vivacidad y la pasión de su tierra natal.

La inauguración de esta obra en Plaza Colón, Madrid, contó con la presencia de figuras notables como Juan Bolívar Díaz Santana, Embajador Dominicano en España; Ada Wiscovitch, su esposa; Antonio Azzato, creador de estas figuras; Leonardo Marrero, director de INDEX; y Maria Elena Nesrala Dauhajre, vicecónsul en Valencia.

Este evento no solo atrajo a funcionarios de alto rango, sino también a numerosos dominicanos residentes en Madrid y estudiantes, quienes se reunieron para celebrar este momento de orgullo cultural.

Vista de los profesores asistentes

Esta menina es un símbolo del talento y la creatividad dominicanos en Madrid, y es la antesala de su esperada llegada a la República Dominicana el próximo año.

Se une a las creaciones anteriores, “Caras de Dominicana” de Isabella Fernández y “La Menina Caribeña” de Taína Almodóvar, que serán expuestas en el San Juan Shopping Center en Bávaro, como parte de la ‘Aldea Navideña’ de CEPM.

La «Monumentos de Dominicana» es más que una obra de arte; es un puente que conecta dos culturas y demuestra la riqueza y diversidad de la identidad dominicana.

Con su vibrante presencia en Madrid, esta menina no solo celebra la herencia cultural dominicana, sino que también fortalece los lazos entre la República Dominicana y España, llevando un pedazo del corazón dominicano a Europa.