Inclusión, visión y leyes: Danilo Reynoso y Evelyna Rodríguez

44

Uno de los mayores desafíos de los productores es visibilizar las historias “diferentes” en la pantalla grande. Además de ser un reto para lograr la inversión para hacer cine inclusivo. Así lo afirmaron los creadores de POP Entertainment.

“Hay muchos espectadores que buscan historias con sentido, que sean incluyentes referente a temas notorios a la realidad social y nosotros buscamos también retratar al ser humano en sí mismo y su identidad”, explicó Rodríguez.

“Creo que es un reto para nosotros un reto también para la inversión y para el cine que hacemos, que yo sé que hay muchos espectadores que andan buscando historias con sentido historia que sean incluyentes referente a temas notorios ahí a la realidad social”, sostuvo.

Los productores de largometrajes como Seropositivo y Guayabo afirmaron que la inclusión llama la atención a números productores dominicanos.

“Sé que hay mucha gente que tiene ganas de contar historias, no solamente es diferente u originales, sino dar visibilidad a una preocupante nacional o a un tema quizás de dolor personal y uno se cohíbe por muchas razones porque piensa que el cine no es comercial”, reflexionaron.

Sin embargo, aseguraron que a veces es necesario apostar y arriesgarse por temas como Renacer, 0+, u otros temas profundos que existen en el día a día de los dominicanos, porque es una forma de retratar el cine dominicano.

Futuro

Los cineastas explicaron que Cuando te toca será un filme que abordará “lo que les sucede” a muchas personas luego de cumplir los 30 años, que creen que se les hace difícil encontrar pareja.

A través de citas a ciegas o el empuje de algunos amigos logran encontrar el amor o afinidad por otra persona. La producción será estrenada el 29 de febrero de este año.

“Creemos que las películas que tratan sobre la vida real sobre cosas que nos afectan como ciudadanos de alguna manera llegan no tienen una manera de conexión con el público y son historias que nos gustan”, sostuvo Reynoso.

Reynoso y Rodríguez confirmaron que la película se filmó bajo el artículo 34 de la Ley de Cine, posible a la introducción de políticas regulatorias que brindan incentivos a los directores y permiten al país captar empresas extranjeras que fortalecen el llamado séptimo arte.