Reconectando con algunas series: The Good Doctor

41

La semana pasada decidí retomar una serie que empecé a ver casi desde que inició, allá por el 2017, se trata de “The Good Doctor” o en español “El Buen Doctor”; para muchos una mezcla de Grey’s Anatomy y Doctor House, y aunque si bien, estas últimas no las he visto, les aseguro que “The Good Doctor” les va a gustar.

The Good Doctor gira en torno a Shaun Murphy, un joven cirujano residente que padece autismo y síndrome de Savant. A pesar de haber tenido una infancia muy complicada, se ha convertido en un médico con mucho talento y ha sido reclutado por el San José St. Bonaventure Hospital.

Protagonizada por Freddie Highmore, Paige Spara, Fiona Gubelmann, Richard Schiffy, Hill Harper y Will Yun Lee, la serie  que se encuentra en su séptima y última temporada, está basada en la serie surcoreana de 2013 del mismo nombre; también hay una versión turca, llamada «Macize Doktor», «Doctor Milagro», estrenada en 2019.

Autismo y síndrome del sabio

Cuando empecé a ver esta serie, quedé muy impresionada, primero por su protagonista, una persona con el Trastorno del Espectro Autista, pero que además, tiene el síndrome de Savant o síndrome del sabio.

El síndrome del Sabio es una patología en la que las personas con discapacidad (en este caso la condición de autista) presentan  habilidades de forma extraordinaria, creando una discordancia entre la discapacidad y la “superhabilidad”, en Shaun la vemos manifestado en su forma de resolver los casos médicos complejos.

Particularmente me gusta mucho, cuando le llegan las ideas de cómo resolver los casos, ya que muestran la fisonomía de la persona y el área afectada y la posible solución del padecimiento.

Segundo, por que todos los casos, aunque son ficcionados, están basados en situaciones o padecimientos reales, y tercero porque el elenco en general concuerda con un grupo de médicos que está haciendo residencia, o sea no se ven personas mayores haciendo de jóvenes.

Procesos médicos 

Otra de las cosas que destaco de esta serie es como te explican los procesos médicos, que, aunque usan  palabras técnicas, los puedes entender, también como muestras las realidades de los médicos y todo lo que pasan dentro de una sala de cirugía y como afecta su vida fuera de la misma.

Volviendo con Shaun, es interesante como, aunque tiene una condición, intenta que esta no lo defina como persona ni como profesional, si bien es cierto, que hay cosas que no puede controlar, debido a su condición, siempre ha planteado que sus capacidades no tienen limitación.

A lo largo de estas siete temporadas podemos ver la evolución de nuestro protagonista, y todos los que le acompañan, vemos entrar y salir algunos de los personajes principales de la serie, de los cuales te has encariñados, pero también llegar otros a los que empiezas a entender y admirar.

También vemos muchos casos médicos pocos conocidos, como puedes ir al médico por algo y resulta que tienes otra cosa más grave. Todos los episodios tienen casos diferentes, pero que se mezcla con la vida y situaciones del elenco principal.

Así que si eres de los que no les gusta esperar por nuevos capítulos y te gustan las series largas, sobre medicina, esas series en las que hay que poner mucha atención, en las que vas aprender cosas nuevas, pues esta es una buena opción, aprovecha que los episodios de la última temporada están en emisión para que te pongas al día, y maratonea esta serie.

¡Hola! Soy Yulissa Álvarez y hace un tiempito inicié con este proyecto llamado Cinecultura. Soy periodista de formación con seis años de experiencia en periodismo de datos y de salud, pero con un especial interés en el cine, estuve tentada a cambiar de carrera en la universidad, pero me di cuenta de que podría combinar ambas pasiones; el cine y el periodismo, por lo que he realizado varios cursos y talleres en realización cinematográfica y apreciación de cine. Me encanta hablar de películas y series en sentido general, lo disfruto y lo vivo; por mi afición de adolescencia (la lectura) tengo debilidad con las adaptaciones y las películas basadas en hechos reales, también me gusta la música y el teatro. Disfruto de un buen café matutino, me gustan los festivales culturales, al igual que los de comida. ¡Espero que disfruten de nuestro contenido!